Mejores Proveedores de Gas

¡Cambie y ahorre !

Compara las ofertas de energía para ahorrar en tus facturas de gas, mediante nuestra página web, podrás comparar fácilmente las ofertas más baratas y las más adaptadas a tu presupuesto. ¡Efectúa una simulación gratuita entre nuestra selección de mejores ofertas!

Actualizado septiembre 2022
Aviso legal

Como comparador en línea, nuestro sitio web indexa, clasifica y ordena las ofertas de las empresas. Sólo se muestran las ofertas de las empresas que han pagado una compensación a la empresa con este fin. Para proceder a la clasificación, tenemos en cuenta el importe de la compensación pagada por las empresas para aparecer en nuestro sitio web. En otras palabras, el ranking se verá afectado en función de la compensación pagada por el anunciante.

¿Cuáles son las ventajas de contratar una oferta de gas?

Si eres propietario o inquilino de tu hogar, eres libre de cambiar de suministrador de energía cuando quieras.

El gas es mucho más barato que la electricidad, pero impone, sin embargo, algunas obligaciones, como la instalación de una caldera (estimada entre 8000€ y 9000€ para una casa de más o menos 150m2) y conexión a una red de radiadores (de 300€ a 600€). Dispondrás de más comodidad en tu vivienda que con la electricidad y te beneficiarás de temperatura homogénea en las diferentes habitaciones de tu casa.

Debes saber que se realiza una inspección de caldera una vez al año, sin embargo, no estará sujeta al sistema de tarifa de horas pico y horas valle al suministrar el gas. El precio medio del gas es de 6,86€ por 100 Kw/h.

Así, es mejor optar por una oferta de gas si tienes una vivienda de talla media (+/- de 100 m2) porque el coste de la instalación será rápidamente amortizado con tu consumo de energía.

 

Lo que hay que saber sobre el gas natural

El gas natural, compuesto principalmente de metano, es actualmente la tercera fuente energética más utilizada (después del petróleo y el carbón) para producir electricidad y calor o en los sectores industriales y en el transporte. Tiene la particularidad de ofrecer la mejor eficacia energética entre todas las energías fósiles que existen. Además, es menos contaminante y nocivo que el petróleo. Sus reservas son muy importantes y se encuentra con facilidad gracias a las nuevas técnicas de extracción.

Anteriormente, el gas era utilizado para la iluminación urbana, la calefacción y la cocción. Progresivamente, ha sido reemplazado por el gas natural, porque el gas tenía un valor calorífico demasiado bajo y peligroso. En efecto, contenía monóxido de carbono, un gas muy tóxico e inodoro.

 

¿Cómo conocer el consumo de gas de tu hogar?

El consumo de gas de tu hogar depende de varios factores:

  • La superficie habitable de tu vivienda.
  • La fecha de construcción de tu vivienda (puede ser de gran consumo energético según el tipo de aislamiento o de la ausencia de normativas térmicas, resultando en una utilización intensiva de tu calefacción en invierno y aire acondicionado en verano)
  • El número de personas residentes.
  • La frecuencia y el tipo de utilización energética en tu vivienda (calefacción, agua caliente,...)

Puedes calcular tu consumo, rápida y gratuitamente, haciendo una estimación en cualquiera de las páginas web de nuestros asociados. Sin embargo, no necesitas calcularlo si posees un DPE (diagnóstico de rendimiento energético) en tu vivienda, el cual indicará un abanico de consumo energético gracias a una etiqueta de color, clasificado entre diferentes niveles desde A a G, dependiendo del consumo del que se trate.

La unidad de medida energética Kw/h es un indicador que sirve para calcular tus gastos en energía por hora: 1 Kw/h es el equivalente a: entre 13 y 20h de televisión, 50h de iluminación (con una lámpara económica de 20 Watts), de 2 a 5 minutos de ducha con agua caliente… (puede variar según la potencia en Watt de los aparatos eléctricos).

 

¿Cómo elegir la mejor oferta de gas?

Primero, debes saber que no existe una mejor calidad de gas que otra, ya que los proveedores de gas únicamente se limitan a suministrarlo a través de las redes de transporte.

Para elegir la oferta de gas más acorde a tus necesidades, tienes que informarte sobre el tipo de tarifas que existen:

  • Tarifas fijas, es decir, las tarifas fijadas por cada uno de los proveedores de energía. Pueden ser establecidas por un periodo determinado (1, 2, 3 o 4 años) en el contrato.
  • Tarifas indexadas, es decir, tarifas fijadas por cada uno de los suministradores de energía, pero que siguen las fluctuaciones de las tarifas reguladas.
  • Tarifas reguladas que son las tarifas fijadas por los poderes públicos. Son propuestas únicamente por los suministradores nacionales y algunos operadores nacionales históricos, que suministran ciertas zonas.

Además, hay que considerar: el precio del Kw/h, la calidad del servicio al cliente y el precio del abono para tomar la mejor decisión. Menos mal que nuestro comparador está aquí para ayudarte!